“La causa justa” de Osvaldo Lamborghini

Potente trabajo actoral de Mariano Bassi.

Por Adriana E. Lauro.

Osvaldo Lamborghini nació en Necochea,  el 12 de abril de 1940. Era hijo de un ingeniero que trabajó para el gobierno del general Perón. Osvaldo  militó en el peronismo aunque su derrotero político asumirá una postura crítica frente a las diferentes corrientes surgidas en los años 70 dentro del movimiento. Su primer texto publicado El fiord se convirtió en un texto mítico para una generación. Se exilió en Barcelona, España ,tras el golpe de estado de 1976. Regresó ya enfermo a Mar del Plata en 1982 donde escribió la novela, Las hijas de Hegel y regresó a Barcelona. Los últimos tres años de vida, los vivió recluido, marcados por su enfermedad y la adición al alcohol y el tabaco. Murió en Barcelona el 18 de noviembre de 1985.

Lamborghini  es en escritor de ruptura, con una prosa que atraviesa los géneros y puede ser poética, política y pornográfica a la vez.  “La causa justa” es un cuento que condensa estas características. Partiendo de la historia de Nal, un triste empleado “culón” que sufre las cargadas de su prominencia física, la historia se centra en un partido de fútbol que convoca a todos los compañeros de  la fábrica. Metáfora del poder, el machismo, los chistes, la imbecilidad, el relato resplandece con ese olor a vestuario y los procaces chistes  de machos que comienzan a tornar la comedia en tragedia.  Hay un personaje Tokuro , un ingeniero japonés que no entiende ” los chistes de las pampas”  y apegado a la literalidad de las palabras decide imponer en acto lo que era un juego de palabras. Es una obra póstuma de Lamborghini, que situó la historia en la Guerra de Malvinas. Y aunque parte del sentido de lo dicho, no se entiende sino por sumatoria de recursos, es evidente el potencial teatral del cuento.

La adaptación  de “La causa justa” que realizaron Mariano Bassi y Cristian Palacios es impecable.  Un gran hallazgo es   poner en el cuerpo de un sólo actor todo el desfile de personajes que allí se narran y permiten una comprensión mayor de la prosa del autor, precipitada y oscura en varios pasajes. Se trabaja el espacio con cambios de luz para permitir al intérprete el pasaje  de personajes.  Arriesgándose en un territorio muy provocador, la interpretación de Mariano Bassi es sorprendente , jugando cada uno de los roles, con gran despliegue físico, trabajo vocal ,  desafíos  que cumple con gran solvencia. Este es quizá el mayor logro del espectáculo que encuentra  en los recursos del actor la clave para que nunca decaiga la atención.El humor sobrevuela el espectáculo, pero poco a poco la densidad de los acontecimentos convierte a la sonrisa en una mueca trágica.  Y si Lamborghini  expresa en boca de Tokuro“En este país llanura, chistes terminan con muertos”, su escritura revela que detrás de un escritor maldito existe un hombre que creyó en un mundo mejor y, simplemente, se dio por vencido.

Ficha Técnica:

Dramaturgia: Mariano Bassi y Cristian Palacios

Actúa: Mariano Bassi

Vestuario: Natalia Alayón Bustamante

Diseño Lumínico: Javier Vázquez

Asistencia de Dirección: Tomás Graziano

Dirección: Cristian Palacios

Producción: Compañía Nacional de Fósforos y Eterna Compañía

FUNCIONES

 Sábados 21hs.

ESPACIO LAVALLÉN

Solís 1125- CABA

TEL: 15-5827-9093

 

 

 

 

 

 

Anuncios