Lítost de Jimena Márquez

La búsqueda de la palabra ausente.

Por Adriana E. Lauro.

En el marco del Festival Temporada Alta en TIMBRe4 ( Ver detalle completo de actividades en este blog), se puso en escena Lítost una obra que representa a Uruguay. Jimena Márquez es la autora y directora de este espectáculo que ya ha sido representado en el teatro Solís de Montevideo y podrá verse próximamente en el Sodre de esa ciudad. Márquez revalida aquí su exquisita e inteligente dramaturgia. Con gran reconocimiento en su medio, Márquez no elude ningún género. Por ejemplo hace un par de años integra y también escribe para el grupo ” Humoristas Cyranos” una de las categorías que integran el carnaval de Montevideo, una celebración que Buenos Aires conoce poco. No en vano obtuvo el primer premio en su categoría el año pasado y todo indican que revalidarán el título en 2017.

Volviendo a Lítost es un interesante juego donde lo textual es un personaje en sí mismo y que los actores transitan con intensidad. La anécdota se remite a la historia de una madre frustrada que vuelca su imposibilidad de ser en sus hijos, Maggie y Teodoro . La muchacha volcada a la escritura y a la búsqueda de palabras de distintos orígenes que no tienen traducción en castellano, utiliza este mecanismo para dominar  sus ímpetus de violencia.  La palabra como orden simbólico es aquello que permite mediar nuestros deseos más ocultos. En tanto su hermano, no habla: sólo baila. Una inversión interesante y un desafío al mandato materno que quiere que su hija, se gane la vida bailando en las calles.

Una de las tantas palabras intraducibles que campean en el espectáculo es el que da nombre a la obra : Lítost  vocablo de origen checo  que señala el momento en que el ser humano se hace consciente de su propia decadencia. Ese instante, es el nudo temático de la pieza. El espejo en el que la madre no se quiere ver. Un juego de ciegos y sordos que nunca pierde intensidad dramática.

De los varios méritos de la obra, el modo de escritura de Márquez es uno de los atractivos. La alteración del orden lógico de las oraciones, el uso de giros curiosos, la inversión de sentidos,  proponen un modo de ver el dispositivo teatral. Además a la manera borgiana  hay una  una supuesta divergencia en la historia reconstruida por tres autores , donde algunas diferencias  proponen distintas lecturas de la historia. Esta circunstancia habilita a los actores a salir de sus personajes y entablar diálogos acerca de la actuación y el texto.

Impecable Gabriela Iribarren en el rol de la madre , en tanto que Jimena Vázquez ( también integrante de ” Los Cyranos”) con grandes dotes para la comedia, compone aquí un personaje más complejo , con fina ironía, furia contenida siempre a punto de estallar y momentos de mucha comicidad.  Santiago Duarte, el hermano, un bailarín increíble, agrega una plus de belleza al espectáculo.

La puesta en escena y dirección de Jimena Márquez es austera pero con gran carga significante. Los trajes a rayas , el negro que predomina y puede ser casa,  bosque, calle, estación de trenes, todo contribuye a un bello espectáculo  de tono poético y muy contemporáneo a la vez.

Excelente muestra de este encuentro teatral que continúa hasta el 16 de febrero con charlas, debates, mesas redondas y teatro de América y España.

Ficha técnica:

Texto y Dirección
Jimena Márquez

Actúan
Madre y Gabriela: Gabriela Iribarren
Hija y Jimena: Jimena Vázquez
Hijo y Santiago: Santiago Duarte

Vestuario y Escenografía
Gerardo Egea

Iluminación
Inés Iglesias

Selección musical
Santiago Duarte
Diseño gráfico
Virginia Cabrera

Fotografía
Mauro Martella

Producción general
Medio Mundo

Producción Ejecutiva
Carolina Escajal

 

 

Anuncios