Nerium Park de Josep María Miró

Interesante dosis de suspenso  para un trhiller moderno.  Una puesta en escena inteligente . Tolcachir vuelve al escenario  junto a una estupenda Paula Ransenberg.

Nos habíamos amado tanto

Por Adriana E. Lauro

Nerium Park del catalán Josep María Miró, viene precedida de muchos galardones y su dramaturgia los justifica. Armada como un recorrido de un año en  la vida de una pareja, con precisas marcaciones  que los actores indican  contando a público  en qué mes están.  Es una comedia dramática que entretiene, pero deja lugar también para abordar temas de  gran actualidad nacional, aunque haya sido escrita en el marco de la crisis española.

Primer mérito entonces la elección de esta pieza. La dirección de Corina Fiorillo, muestra cómo es posible  recrear una pieza  dramática y hacerla crecer más allá de su textualidad. El gran espacio de Timbre 4 se convierte en el departamento de Nacho y Victoria, que con mucha ilusión han  llegado a ese condominio en las afueras  de la ciudad, buscando una vida mejor. Pero también es el afuera con una gran carga de misterio y temor.  El  espectador  es testigo de los cambios  de los personajes sin artificios. El embarazo de Victoria, resuelto con un delantal acolchado  a la vista del público, las gotas de agua  convertidas en sangre por apelación simbólica, todo está a la vista.

Las actuaciones sostienen el interesante entramado del texto. Claudio Tolcachir vuelve a la escena y compone un Nacho creíble en sus variaciones anímicas, fruto de su situación laboral, pero también de cierto influjo del ambiente solitario en el que viven. Esta ausencia de vecinos,  sin otra presencia que ellos mismos,  empiezan a horadar  el entusiasmo inicial de Victoria. Ella es el principio de realidad, registra y ordena el  mundo circundante desde su mirada  e intenta comprender a su marido, con fallido resultado. Impecable Paula  Rasnemberg en este rol.  Ella es el motor de la acción y transita el escenario con una comodidad  que es un disfrute para el espectador.

La escenografía, un verdadero hallazgo: los materiales , los colores, la funcionalidad de los muebles y objetos contribuyen a dar ese aire posmoderno y casi impersonal del ambiente.

Nerium Park, no se queda sólo en la superficie de las cosas; sin ahondar en la psicología de sus personajes, permite sin embargo poner en evidencia, qué nos sucede frente a situaciones límites, qué  mantiene unida  a una pareja, cómo mutan los sentimientos. En suma que hay detrás del deseo de progreso, de ascenso social, de formar una familia.

Todas cuestiones que el espectador  se irá preguntando a lo largo de esta pieza. Sin dudas una excelente opción  para darse una vuelta por Timbre 4.

 

TIMBRE 4
México 3554
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Teléfonos: 4932-4395
Web: http://www.timbre4.com
Entrada: $ 200,00 – Domingo – 19:15 hs – Hasta el 31/07/2016 y Del 02/10/2016 al 20/11/2016
Entrada: $ 200,00 – Jueves – 17:00 hs – Hasta el 28/07/2016 y Del 02/10/2016 al 20/11/2016

Ficha Técnica:

Dirección: Corina Fiorillo

Con Paula Ransenberg y Claudio Tolcachir

Realización de escenografia:Alberto Chuquichaico

Realización de utileria:Carolina Scarinci

Diseño de luces: Ricardo Sica
Adaptación de escenografía y vestuario :Gonzalo Córdoba Estévez

 

 

Anuncios