Pequeños círculos de Willy Prociuk

el

Suspenso e intriga con una arquitectura dramática muy inteligente.

Por Adriana E. Lauro

“Pequeños círculos” el nuevo material de Prociuk, revela varios méritos. Para el público en general  es una excelente comedia de suspenso, en la  cual  un escritor  que no encuentra el final de su obra, se verá apresado por sus propias invenciones.  Para quienes están más cerca de la producción  literaria encontrarán un plus,  ya que es imposible sustraerse a la identificación con el protagonista. Las reflexiones sobre el hecho creativo, sobre la autonomía de los personajes, sobre los desvelos que supone la vigilia de esperar el acontecimiento que resuelva el final, todo ello también está presente.

La estructura de la obra es atrapante. Comienza con el supuesto reportaje al escritor por parte de una periodista de investigación, que quiere desentrañar  la prolífica  y sorpresiva producción de Albert, el protagonista. Para agregar un poco más de misterio, el escritor ha tenido dos parejas y ambas se han suicidado. Prueba de ello son las urnas con cenizas de las mujeres que ostenta en su escritorio. Pero de a poco y con mucha sutileza, todo se volverá extraño, el lugar como espacio de la representación,  los personajes que no se reconocen como tales y que se rebelan al destino marcado  por el autor.

Sin perder el tono de comedia,  el suspenso sobrevuela todo el espectáculo. Como una  suerte de cinta de Moebius, ” Pequeños círculos” juega a la dificultad de encontrar cuál es el afuera y cuál el adentro, en una superficie no orientable que gira en la búsqueda imposible de un final.

La puesta en escena impecable, con desplazamientos espaciales y puntos de vista, que refuerzan aún más la superposición de realidad y ficción.

Los trabajos actorales a la medida de lo que la pieza requiere: un mecanismo de relojería. Alberto Suárez, brillante en la composición de ese escritor atormentado y siniestro a la vez. Impecables Débora Zanolli y Margarita Molfino . El joven  Valentino Alonso, cómodo en su logrado Albert joven. Por último, Agustín Mendilaharzu, con una participación más pequeña saca partido a su aparición como el editor y supuesto ayudante para resolver el final.

Una invitación a disfrutar de una pieza que abre a puerta al espectador para ser  parte del misterio, porque… ¿A quién lo le gusta ser detective?

 

Funciones: viernes 21.15 hs. ESPACIO CALLEJÓN Humahuaca 3759, 4862-1167.

Entrada: $ 150 y  $ 120 (estudiantes y jubilados).

Reservas o compra de tickets:  http://www.alternativateatral.com

 

 Elenco 

Alberto Suárez (Albert)
Débora Zanolli (Charlotte)
Margarita Molfino (Sonia)
Valentino Alonso (Albert Joven)
Agustín Mendilaharzu (Héctor)

Vestuario: Jam Monti – Pequeños círculos
Escenografía: Alicia Leloutre
Diseño de luces: Matías Sendón / Asistente y operador: Sebastian Francia
Sonido: Martín Bosa
Aporte creativo: Margarita Molfino, Agustín Mendilaharzu y Javier Daulte

Dramaturgia y dirección: William Prociuk

 

 

Anuncios