Jorobado, el encierro de un cornudo

Escrito en el cuerpo.

Por Adriana E. Lauro

Excelente trabajo actoral de Claudio Pazos, responsable además de la dramaturgia.

El material es una versión libre del cuento “El jorobadito” de Roberto Arlt, escrito en 1933 que le da nombre además a su primer libro de cuentos. El hallazgo de esta traslación dramática , es precisamente  ésa: pasar por el cuerpo del actor la palabra  y convertirla en “drama”.  Siempre es un riesgo  elegir el lenguaje literario y llevarlo al teatro. En este caso es muy interesante como con pequeñas alteraciones, como es la supresión de algunos pasajes y algún cambio en el orden narrativo, los personajes cobran vida y conflictividad.

Gran mérito de la dirección de Jorge Diez que cuenta con un  actor que despliega en un espacio mínimo, una gama de recursos enorme.  Un hombre común ha matado a un jorobado. Nos contará sus motivos. En esta versión teatral  no sabemos dónde está, puede ser una cárcel, un hospicio. El pequeño cuadrilátero donde actúa Pazos empieza a poblarse de personajes: desde el asesino que esgrime sus razones,  hasta el jorobado que también expone los motivos de su proceder. Pero también está la novia del protagonista, que será sometida a una prueba cruel para probar su amor. El jorobadito es la llave. La madre de la novia obra como  una carcelera, para este hombre que  justifica su asesinato como un acto de sensibilidad innata.

El clima arltiano late y se respira. La hipocresía de la sociedad, los deseos ocultos, la crítica al orden establecido.  Un acto que transgrede las normas. ¿Quién impone las normas? .  Como señala el escritor y ensayista Ricardo Piglia en una entrevista, “dentro del mundo narrativo de Arlt, el crimen, la locura y la traición funcionan como una salida imaginaria del infierno de la vida cotidiana”.

En el cuento de Arlt, el jorobadito se llama Rigoletto, el  bufón del rey  que da nombre a la famosa ópera de Verdi.  Un bufón jorobado que  ha desarrollado  los pliegues más recónditos del alma humana : de servil a villano, de sumiso a altanero. Esa condición también está presente en esta versión teatral  y es notable la composición vocal y corporal que realiza Pazos para dar vida a ese contrahecho.

Excelente el vestuario que actúa como dispositivo  dramático y muy creativa la marcación  corporal  que le permite al actor asumir los diferente roles.

Sábados 21 hs. Teatro La Comedia. Rodríguez Peña 1062

Teléfonos: 4815-5665 / 4812-4228

Web: http://www.lacomedia.com.ar

Entrada: $ 180,00 –

 

 

Ficha Técnica

Dramaturgia e Interpretación: Claudio Pazos

Diseño Coreográfico: Mecha Fernández

Dirección de Arte: Jorge López

Diseño de Iluminación: Violeta Diez

Director: Jorge Diez

 

Anuncios